Un grupo de 19 alumnos, con edades comprendidas entre los 13 y los 16 años, estudiantes de 2º de E.S.O. del I.E.S. As Mariñas de Betanzos -A Coruña- participó, entre mayo y  junio del  año 2013, en un proyecto piloto para el desarrollo del empoderamiento personal. Los participantes representan una buena muestra del variopinto alumnado que pueblan los institutos. Además de los perfiles más habituales participaron chicos con dificultades para el aprendizaje, la concentración, la adaptación social y la aceptación de las normas y la autoridad. También asistieron, como observadores, tres tutores del mismo centro.

El resultado del proyecto piloto nos permite aseverar que el tipo de formación recibido, tanto en su fondo como en su forma, ha sido muy valorado y apreciado por los chicos. En encuesta anónima tomando 10 como nota máxima, los contenidos fueron calificados con 9,33, el efecto que el taller había tenido sobre ellos con un 9,22 y al facilitador lo valoraron con un 9,77.

En paralelo, los tres tutores que asistieron atestiguan un fortalecimiento importante en la autoestima, la comunicación, el empoderamiento personal y el refuerzo de los valores de compromiso, responsabilidad y actitud positiva en los chicos. Los tutores valoraron los contenidos con un 9,33, el efecto que el taller había tenido sobre ellos mismos como profesores con un 8,66, el efecto que habían percibido sobre los chicos en 9,33 y la calidad del facilitador con un 10.

Algunas encuestas aportan comentarios cualitativos muy interesantes, tanto de chicos como de tutores, por lo que, al ser las encuestas anónimas, están a disposición de toda la comunidad educativa, previa identificación del solicitante.

Según los informes de la Unión Europea y del Instituto de Estudios Económicos en España doblamos la media de abandono escolar de Europa. Parece que la gestación del problema se hace especialmente visible cuando los jóvenes aterrizan en la E.S.O. y que va eclosionando en los cursos superiores.

Estoy convencido de que la juventud es la palanca más poderosa para la evolución y el cambio de una sociedad por ello, dentro de mi actividad de acción social, intento desarrollar proyectos cuyo objetivo principal sean el desarrollo del talento de los jóvenes y el fortalecimiento de sus capacidades individuales. Busco el fortalecimiento de la autoestima y de la seguridad personal como detonantes de la actitud de los jóvenes ante sus obligaciones académicas y sociales. Lo hago aceptando el riesgo de la innovación, asumiendo que el error y la equivocación son parte del proceso imprescindible del aprendizaje.

En el curso escolar 2013-2014 se amplió la experiencia colaborando en el I.E.S. Fraga do Eume de Pontedeume -A Coruña- dando clase a varios grupos de 1º, 2º, 3º y 4º de E.S.O. y con un grupo de P.C.P.I.

Debido a la importante mejora de dos alumnos que, estando recluidos en el Centro de Menores de Palavea en A Coruña, estudiaban en régimen semiabierto en el I.E.S. Fraga do Eume, hicimos un piloto con un grupo de muchachos recluidos en el mencionado centro.

Al albur de los buenos resultados, en el año académico 2014-2015, continua la actividad en el I.E.S. Fraga do Eume y se amplía al I.E.S. Viós de Abegondo. También se han iniciado experiencias con chicos con TDAH pertenecientes a la asociación ANHIDA.

En curso 2015-2016 inicio amplío esta actividad al CPI Castro Baxoi de Miño.

 

tristique elementum leo. ut vulputate, nec Nullam