Inglaterra espera que cada hombre cumpla con su deber

 En La cita de la semana

El 21 de octubre de 1805 , en plenas Guerras Napoleónicas, se desarrolló la que a la postre se denominó batalla de Trafalgar y que tuvo importantes consecuencias para todos los contendientes.

A bordo del HMS Victory el almirante Nelson entendió que en esa ocasión la marinería necesitaba, además de órdenes, una arenga para la batalla que se avecinaba.

Para hacer llegar su mensaje utilizó el sistema de claves con banderas que utilizaba por entonces la flota británica para sus comunicaciones.

Desde entonces, sobre todo en Inglaterra, es un dicho que se utiliza cuando se está ante un reto que exige la aportación esforzada de los implicados.

Entradas recomendadas

Dejar un comentario