Oler el poste

El DRAE la define como «Prever y evitar el daño que podría sucederle«.

Es frase muy utilizada en nuestra literatura siendo inmortalizada en el Lazarillo de Tormes, a propósito de la cruel venganza que se toma el lazarillo, al hacer que el ciego saltase un imaginario arroyo para dar a un poste un inolvidable aldabonazo con toda la sesera. «¿Cómo y oliste la longaniza y no el poste?»

Aunque las primeras ediciones conocidas datan de 1554 es posible que la expresión sea aún anterior.

Entradas recomendadas

Dejar un comentario

ante. dolor ut dictum mi, sit pulvinar Aenean leo.