Tener más cuento que Calleja

 En La cita de la semana

Saturnino Calleja convirtió, en el Madrid de 1879, la librería de su padre en la Editorial Calleja, que contribuyó a la difusión de la literatura haciendo grandes tiradas, sobre todo de cuentos, con muy bajo beneficio, lo que permitió sacar los libros a precios muy reducidos. La estrategia tuvo como consecuencia la popularización de la lectura entre las clases menos pudientes.

Su estrategia alcanzó gran éxito sobre todo en la publicación y venta de libros de cuentos, lo que provocó la tan reconocida expresión popular.

Según el DRAE la expresión significa ser quejicoso o fantasioso, falsear la realidad, exagerando lo que afecta particularmente.

Entradas recomendadas

Dejar un comentario