La experiencia de dos “cursillistas”

 En Desde un corazón escuchante

Esta entrada ha sido amablemente escrita por Marysé Vázquez y Miluca R. Eiris.

Hay personas que somos especialistas en cursos, dentro de la profesión de docentes es una “obligación”, una dedicación y una esperanza, muy a menudo frustrada.

Todo ello se traduce en horas para la autoformación que dedicamos fuera del horario laboral que pertenecen a nuestro tiempo “libre”. Nuestra profesión tiene unas horas presenciales inamovibles y otras de trabajo fuera de las aulas que pueden ser interminables si aspiras a un buen hacer.

El caso que os vamos a comentar es verídico, somos dos profesoras que no hemos perdido el placer de aprender, nos interesa igual un curso de geografía, de diseño de mapas o de inteligencias emocionales e incluso todo tipo de evaluaciones, confiamos en mejorar y lo necesitamos.

Pero nuestra experiencia no es muy alentadora. Casi siempre la decepción aparece a las dos horas de la presentación, optimistamente hablando, ponentes mal preparados, personas que no conocen las necesidades del público, malos comunicadores, etc. Y si el desarrollo del curso es frustrante el poso que nos queda inexistente.

A través de un amigo común conocimos a Marcelo por lo que nos decidimos a participar en su curso denominado PersuaCCión. A Marcelo Castelo ya lo conocíamos interactuando con los alumnos pero no habíamos asistido aún a ninguno de sus talleres.

Bueno, pues allá vamos, mes de diciembre, primera evaluación, exámenes, reuniones… y nos convoca cuatro sábados a las 9 de la mañana, perfecto, allá vamos, cinco horas cada día y un café de diez minutos, a priori inasumible, los profes sólo estamos atentos en períodos de cincuenta minutos. La realidad fue totalmente inesperada, el tiempo se diluyó, las cinco horas no lo parecieron, todos participábamos y aprendíamos.

Además creó un clima de complicidad entre los veinte asistentes que continúa con el tiempo, esa parte también era nueva para nosotras; después de estar allí veinte horas con el mismo ponente y compañeros seguimos teniendo algo en común, la satisfacción de no haber perdido el tiempo, de haber vivido experiencias intensas, donde expresamos miedos, fuimos valientes y compartimos la pasión por comunicar.

Analizando la satisfacción por este curso hemos puesto sobre la mesa que la posibilidad de formarse con profesionales de diferentes ámbitos, nos enriqueció enormemente, que la frescura de nuevas líneas de formación no curriculares, nos atraen y que, quizás, deberían plantearse humildemente en la administración, el perfil de algunos cursos que nos ofrecen a los docentes.

Y esta es nuestra experiencia, la hacemos pública porque en el fondo nos consideramos unas profesionales “cursiñistas” aspecto que podemos demostrar con evidencias (tenemos títulos para empapelar un aula, eso seguro).

Para terminar la esperanza de poder aprender siempre existe pero Marcelo nos lo ha acercado y demostrado, además con unos compañeros de diseño.

Muchas gracias.

María José Vázquez González. Catedrática de xeografía e historia, I.E.S. Mosteirón de Sada. A Coruña.

Emilia Rodríguez Eirís. Vicedirectora del I.E.S. As Mariñas de Betanzos. A Coruña.

Convocatoria abierta del taller El secreto de la PersuaCCión, pincha [aquí]

Entradas recomendadas

Dejar un comentario