Tributo a Martin Luther King en el 50 aniversario de I have a dream

 En MIscelánea

Hoy se cumplen 50 años desde que el 28 de agosto de 1963 un reverendo se dirigiese al mundo para proclamar, ante más de 250.000 personas, con pasión y elocuencia que él “tenía un sueño”.

El reverendo creía firmemente que los hombres blancos y negros podían convivir en armonía.

Para su mensaje tomó como fuentes la Biblia, la Declaración de Independencia y la Constitución de los Estados Unidos. Su discurso, considerado el mejor del siglo XX, significó un antes y un después tanto en la lucha por la defensa de los derechos civiles como en la conciencia racial de su país y del mundo.

En esta fecha, como un muy humilde tributo a Martin Luther King y a todos los convencidos de que cada día el mundo cambia -veremos si para bien o para mal- a través de las palabras que emitimos o silenciamos, me presento para anunciar que por fin la voluntad ha vencido a la pereza al aceptar la recurrente sugerencia de alumnos, colaboradores, compañeros y amigos en cuanto a la pertinencia de abrir un canal de comunicación, espero que bidireccional, centrado en el arte de hablar en público.

Hoy ve la luz este blog que tiene como fin recordarme, a mí mismo y a quien coincida en la reflexión, el lugar que le corresponde en el centro de nuestra existencia misma tanto a la palabra hablada, como a la escrita.

Espero que este espacio me ayude a recordar que para hablar bien en público, antes debo pensar bien en privado. Que la satisfacción no debe venir por la velocidad de la respuesta sino por el tino en la misma y, sobre todo, espero que me ayude a tener siempre presente que nada hay más inteligente que una buena pregunta, ni más zafio que una impertinente.

Espero que esta herramienta me permita compartir mis experiencias de comunicación persuasiva con auditorios, mis inquietudes sobre el poder de influencia -incluso de manipulación- ante quienes logran hacerlo con elocuencia y ansío, también, ser capaz de aportar un poco de serenidad a quien sienta inquietud ante la exposición pública.

Aunque estamos en un momento en el que abunda la línea editorial naif -ingenuidad deliberada- no voy a tomar, por coherencia personal, esa vía. Por mucho que quieran convencernos algunos gurús de la bondad social; la sinceridad, los motivos admirables y la solidaridad entre las personas y los pueblos no son ingredientes imprescindibles para alcanzar influencia a través de la palabra. Conviene no olvidarlo.

Ejemplos suficientes tenemos en la historia que demuestran que la oratoria puede tanto encumbrar a mártires -como a quien hoy homenajeamos-, como a demonios, a quienes no adoraremos pero que serán nombrados, sin tabús, cuando sea pertinente.

En cada conferencia, en cada seminario y en cada taller impartido he podido comprobar que el discípulo se torna en maestro a través de sus preguntas, comentarios y reflexiones. Cuantos más seamos, más mejoraremos mutuamente nuestras propias capacidades.

Espero, en fin, trabajar día a día la dignidad de convertirme en aprendedor de palabras y de su efecto en el corazón de los escuchantes.

_______

Próximo artículo: el miedo a hablar en público o glosofobia.

Fecha de próxima publicación: 9 de septiembre de 2013.

Entradas recomendadas
Showing 21 comments
  • jmsanchez2013

    Hola Marcelo.
    Esta muy bien esta iniciativa. Creo que es algo que necesitabas hacer y que harás muy bien.
    Aprovecho, además de darte un saludo, para comentarte que he leído detenidamente tu libro sobre ventas y que me ha parecido muy interesante.
    Hay dos cosas que destacaría. La que más me ha gustado es la descripción de la “venta” como el centro de la acción y no el cliente. Creo que esto es muy importante sin perder obviamente los aspectos globales de la relación.
    La segunda es quizá algo que viene a cuento también de tu blog, y es el hecho de que hablar en público y vender, son dos habilidades hermanadas que suponen dominar una técnica, una técnica no simple, pero técnica, lo que significa que se puede dominar un auditorio sin esa “bondad” como tu la nombras, de la sinceridad. El arte de la venta o de hablar en público, son eso mismo, un arte, y una vez dominado será decisión de cada cual el usar ese arte como mayor o menor ética. Pero su dominio no conlleva necesariamente una ética determinada o una moral determinada.
    Esto me parece esencial, porque si bien ya sabes que para mí la ética es muy importante, y creo que debe de ser un ingrediente esencial de la oratoria y de las ventas, sin embargo, no es un ingrediente que necesariamente garantice el éxito en ninguna de estas dos habilidades.
    Dominemos primero el arte y desarrollemos posteriormente ese arte con la moral que decidamos. En mi caso espero aprender mucho de ti y de tu blog que hoy inicia su andadura y espero desarrollar después lo aprendido, escogiendo un camino que me permita crecer como persona.

    • mcastelor

      José Manuel, aunque te hayamos ganado para otros fines, qué gran crítico de cine se ha perdido este país. Siempre me ha impresionado tu capacidad de análisis.
      Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices y si tus numerosas ocupaciones te permiten participar seguro que todos aprenderemos mucho de ellas.
      Gracias por tu participación.

  • Mónica

    Enhorabuena cuñado, me encanta como escribes, hablas y como te expresas. Todos los días aprendemos algo nuevo contigo. Un besazo y que tengas mucha suerte.

  • Nerea

    Mucha suerte con este nuevo proyecto. Si eres capaz de transmitir escribiendo lo que transmites al hablar estoy segura de que aprenderemos un montón. Tu blog ya forma parte de mis favoritos. Un abrazo.

  • Enrique Gil De Avalle

    Me alegra enormemente poder disponer y de participar en este nuevo canal de comunicación, que agracias a tu esfuerzo Marcelo, nos permitirá enriquecernos. Gracias!!!

  • Eva Miguez

    Enhorabuena, me parece una gran idea. Por cierto, me parece que está muy bien escrito.

  • mcastelor

    Xoan D. non vexo nada negativo no teu comentario. Todo o contrario. Pedín participación e agradézoche o comentario, sobre todo porque da discrepancia poden xurdir escenarios imprevistos moi interesantes como creo que vai ser o caso.
    O espírito do parágrafo que citas é lembrar que falar en público é unha técnica e que, como tal, pode ser dominada tanto polos bós -como MLK- como polos non tan bós e incluso polos malos a rabiar. Tamén aclaro que en ningún caso tentei facer apoloxía aprol da falta de solidariedade ou emparexar á comunicación exclusivamente con intereses materiais.
    Por outra banda, eu creo que o I have a dream é un extraordinario discurso é que, sen dúbida, está entre os mellores do século XX aínda que eu, persoalmente, non creo que o discurso de MLK sexa o mellor do século XX. É por iso que escribín “considerado” e non “considero”.
    En todo caso, fíxate si é interesante a discrepancia que creo que do teu comentario xurden, de forma implícita, dúas grandes suxerencias. A primera é facer un artigo sobre ata donde chega a persuasión e cando comeza a manipulación e a segunda facelo sobre os mellores discursos do século XX e preguntar aos lectores a súa propia clasificación.
    Repito, moitas grazas pola participación.

    • Xoan D. Castro

      “Considerado” sen citar por quen é considerado ou quen o ten catalogado como o mellor do século XX, aínda que non poñas o verbo en presente de indicativo; ao singularizalo e dentro do contexto que o fas, renderlle un tributo, estás guiando ao lector a pensar que o é. Tamén debes ter en conta que un texto escrito ten polo menos dúas lecturas unha explícita que é a que o escritor pon e outra implícita que corresponde lector, no parágrafo citado ti explícitas características humanas clasificándoas de inxenuas, tes interese poñer iso en relevancia, así que un lector non iniciado pode crer que o non explicitado non é relevante ou aló menos sen importancia.
      Tes que ter en conta quen é o teu auditorio, que neste caso é aberto, polo que ti cres que dis pode ter moitas interpretacións.
      E no tocante a persuadir non ten diferenza con manipular. Porque quen intenta persuadir espera un resultado o mesmo que quen manipula.

      • mcastelor

        Grazas pola túa colaboración.

  • Xoan D. Castro

    “Aunque estamos en un momento en el que abunda la línea editorial naif -ingenuidad deliberada- no voy a tomar, por coherencia personal, esa vía. Por mucho que quieran convencernos algunos gurús de la bondad social; la sinceridad, los motivos admirables y la solidaridad entre las personas y los pueblos no son ingredientes imprescindibles para alcanzar influencia a través de la palabra. Conviene no olvidarlo.”

    Si prescindes da solidariedade que é unha característica humana consecuencia da socialización en que lugar deixas a comunicación, pois esta por si mesma non existe.
    E porque non colles outras condicións dos individuos da nosa especie como poden ser: egoísmo, afán de lucro material, egolatría, pereza, e moitísimos máis que temos. Dígoche isto por que no parágrafo que che cito dá a entender un senso material ao feito de comunicar, cando tamén ten valores intanxibles .
    Polo que toca a manipulación, a comunicación sempre terá esa carga de interese, porque é unha acción subxectiva feita por un individuo ou consensuada cun un grupo.E o exemplo telo cando valoras discurso de Martin Luther King, dis o mellor do século XX, nin sequera o pos en plural que os lectores podan pensar cales serian os outros tan bos ou mellores si os houbese.
    Ben espero que non collas o comentario en senso negativo pois non é a miña intención, só fixen un enredo para pasalo tempo.

  • Carlos Martínez Barcia

    Enhorabuena por la iniciativa Marcelo, desde luego en mi tendrás un seguidor del Blog, porque además de tu habilidad para la comunicación verbal y escrita, la temática, como sabes, me interesa mucho.

    • mcastelor

      Como alumno tuyo he disfrutado grandemente de tus habilidades como comunicador y de esa pasión que arrastras por compartir parte de lo mucho que sabes por lo que sé que aportarás mucho a este espacio. Muchas gracias Carlos.

  • Marisé Vázquez González

    Sinceramente, si tu elocuencia verbal era cautivadora no parece que la escrita quede atrás, enhorabuena por el reto y por la fecha elegida.

    • mcastelor

      Marisé, parece que a la palabra escrita en Internet le cuesta mucho llegar a la “nube” quedándose, con frecuencia, en la “niebla”. Desde esta humilde atalaya intentaremos sino mimarla como se merece, por lo menos respetarla, como es nuestra obligación.
      En todo caso, muchas gracias por tu comentario. Reconozco abiertamente que, en lo que a mi respeta, un elogio oportuno es el mejor de los placebos.

  • Leyendo tu artículo, especialmente el último párrafo, recuerdo una frase de Stephen Covey: “Quienes enseñan lo que aprenden son, con diferencia, los mejores”. Gracias por abrir este canal y por compartir tu experiencia con todos los que necesitamos hablar en público (que somos casi todos)

    • mcastelor

      Christian, gracias por tu comentario. Yo diría que todos hablamos en público. Lo que sucede es que con frecuencia el auditorio es de una persona. De hecho, las personas que son capaces de enfrentarse a un auditorio multitudinario, con la serenidad con la que lo hacen ante una persona, son los que tienen el éxito garantizado.

pingbacks / trackbacks

Dejar un comentario