Quo vadis?

quovadiscuatro.png

La cita se le atribuye al mismísimo Simón Pedro, más conocido como san Pedro, que, huyendo de su martirio por la Vía Apia, se encuentra con Cristo y le pregunta Domine, quo vadis? a lo que este le respondió “Vengo a Roma para ser crucificado de nuevo”. Ante la respuesta el primero estimó que debía volver a Roma y aceptar su suplicio, como así hizo.

A pesar de su raigambre parece que la frase comenzó a popularizarse mediante la concesión del premio Nobel de literatura del año 1905 al polaco Henri Sienkiewicz, por su obra histórica sobre Nerón que tituló Quo Vadis? y que se convirtió en todo un best-seller internacional.

En todo caso, es expresión con la que se intenta ilustrar la deriva de alguna persona o institución anteriormente juiciosa y que haya perdido el tino.

Mundo, quo vadis?

[si quieres aprender a hablar en público de forma persuasiva puedo ayudarte]

[si quieres dominar tu miedo a hablar en público mi taller, las siete claves para vencer el miedo escénico, es lo que necesitas]

Entradas recomendadas

Dejar un comentario

accumsan mattis elit. Praesent consequat. id libero dolor. lectus libero. Lorem quis,